Sobre la autoras 2018-10-15T13:19:01-05:00

Paulina

Levita en el mundo. Eso le dijo una vez alguien que quiso buscar una forma poética para llamarla dispersa, elevada, desconcentrada, loca… ¡Y esa versión le gustó más!

Cree en la fidelidad, pero no siempre la practica. Cada vez que se enamora de verdad se entrega más de lo que debería y por eso se ha dado una que otra vez contra el mundo, aunque para ser sinceros el mundo se ha estrellado muchísimas veces contra ella también.

Es de las que visita psiquiatras alternativos para solucionar sus traumas paternos y toma yagé una vez al año para expiar sus culpas. Es vendedora compulsiva, porque necesita comprar compulsivamente también, sabe de peinados y maquillaje pero no suele usar sus conocimientos en ella.

No conoce el significado de los conceptos puntualidad y ubicación geo-espacial. Eso es un nivel evolutivo del ser humano al que ella no llegó.

Es el tipo de mujer que se defiende sola, así que no suele pedir ayuda para levantar algo pesado, abrir un tarro atorado o poner un tornillo con taladro en el techo de su casa.

Su estilo es tener mucho estilo sólo cuando se le da la gana. Su sueño es cantar como Buika, pero su afinación la ha sabido dejar morir durante toda su vida. Le gustaría tomar clases de defensa personal, por si las moscas, y espera pasar su vejez estudiando ingeniería física, para entender el funcionamiento del universo.

Helena

La exitosa de este combo. Tiene una confianza excesiva en los demás y es muy optimista. Quiere salvar el mundo, por eso trabaja arduamente por las causas sociales y siempre tiene trabajos en lugares inesperados, al otro lado del charco. Le encanta viajar aunque a veces piensa que está sobrevalorado.

Dice que no cree en el amor para toda la vida, pero se mantiene buscándolo. De hecho, no se lo dice a nadie, pero  sueña con tener una casa grande, un perro y tres hijos. En su humilde opinión, o triunfa en la vida, o en el amor, pero en las dos… casi imposible. Su ecuación perdida: persona que la complemente + persona a la que ella complemente + respeto + libertad.

 

Es una mujer muy independiente, pero esto en el amor le cuesta; huye con facilidad de las relaciones y, aunque siempre tiene un mensaje en su whatsupp a la media noche, los novios no han sido su prenda favorita. Aquí entre nos, sus amores más grandes no han surgido precisamente de relaciones estables ni duraderas, es por eso que a veces no necesita de títulos para arriesgarse (pero se lo cuestiona).

Es de esas chicas que siempre se ven cool, pero que una gota de maquillaje les parece exceso. Su sonrisa: su prenda favorita. Su vida: una escena de una película de Hollywood en la que la banda sonora es un aguacero.

Sabina

Su sabrosura tropical, con el gusto por el baile, la sensualidad de llevar encaje y vestidos de flores, combina extrañamente con su lado más racional. Es una mujer empoderada de su sexualidad, feminista y crítica, le gusta hablar de política, de las injusticias sociales, pero también de sexo y desamores.

Cree en la magia del amor, pero no cree en que exista un único amor para toda la vida, de hecho, su definición de amor está en permanente construcción, pues considera que el amor es generoso, saludable y muy alejado de las historias de Disney. Cree en el sexo sin amor y sin compromisos, pero sabe que tiene una gran responsabilidad con su cuerpo y su salud (incluso mental), por eso no usar condón, para ella, no es una opción.

Para Sabina, la piel es ese portal que la conecta con el mundo, por eso suele prestar atención a lo que siente, y le gusta la sensación de cuando los vellitos (y algo más)  se erizan. Ha aprendido a apreciar la magia de las cosas simples, de cada momento, le gusta la literatura y la poesía (es una romántica en secreto), ama comer, pero comer rico, compartir sus espacios con animales y visitar el mar. Cree en  el poder de las “maticas”, aunque no se las fume.

Puede no saber todo lo que quiere, pero reconoce muy bien lo que definitivamente no quiere, por eso siempre dice lo que piensa.