No todos nacimos para ser Rockstars

DESTACAR, la palabra mágica implícita en el objetivo de vida de nuestra generación. Sí, de la suya y de la mía, porque estoy absolutamente segura de que cualquier persona que haya llegado a este artículo se va a sentir identificado, aunque sea un poquito.

Así que este texto es para usted…

  • Que decidió abandonar un deporte que le gustaba porque nunca fue demasiado bueno y se cansó de “chupar banca”.
  • Que prefiere decir que no le gusta bailar, para que nadie lo invite, porque es más fácil coordinar a una manada de micos que a su pie izquierdo con el derecho.
  • Que quiso estudiar una ingeniería, pero se fue por otro lado porque le dio susto no ser suficientemente habilidoso para matemáticas.
  • Que siempre opta por no participar de los juegos en los que sabe que va a perder, porque su talento no está ahí.
  • Que se siente acabado porque no ha logrado todo lo que esperaba en su profesión.
  • Que cree que ya está muy viejo para aprender algo nuevo.

Y sí, es también para usted, que no tiene una actividad que lo apasione, porque tiene miedo de no hacerla bien…

Hace ya varios meses que vengo conociendo una parte de mí que no había hecho consciente. Esa en la que no soy fuerte, la que me hace sentir vulnerable frente a los demás, la parte en la que tengo más posibilidades de perder que de ganar. La que no tiene ni experiencia ni talento para miles de cosas y que ha podido aprender poco a poco que no necesita llevar a su estante del ego un trofeo de primer lugar para sentirse feliz. Sino que es mucho más divertido gozarse el resultado de cada pequeño esfuerzo que hace para mejorar y de cada paso que avanza en terreno desconocido, ese que pronto ya no lo será.

Destacar y ser un Rockstar es una opción atractiva

destacar rockstarSentir los aplausos y la admiración de otras personas por algo que sólo tú puedes hacer debe ser impresionante, pero elegir esas palabras como mantra existencial también debe ser perturbador y algo cansado. La vida no puede ser una competencia en donde todo depende del resultado, porque entonces el camino pierde valor y ese es el que toma más tiempo.

Cuando digo todo esto, no pretendo que piensen que está bien quedarse estancado, que está bien no saber; porque el problema está es en avanzar en función de los demás y no de uno mismo. El problema, creo, está en la presión de ser excelentes en todo; hasta en la diversión, porque ya incluso los hobbies generan frustraciones. ¡Como si no tuviéramos suficiente con todo el estrés que demanda la vida!

No todos nacimos para ser Rockstars. No todos podemos cargar un reflector encima de la cabeza, ni tener un escenario bajo los pies. Y, lo más importante, no tenemos que ser buenos en todo, ni los primeros en nada… ¿Por qué tanto miedo a tener un talento modesto?

Por qué la gente siempre pregunta “¿Ganaste?”, en lugar de “¿Te divertiste?”. Y no siento que esta sea una actitud facilista; porque ser facilista es elegir quedarse en casa y cuidarse del fracaso de por vida, es no intentar algo nuevo, es no aprender, y eso es como encerrarse en 4 paredes construidas a punta de prejuicios e inseguridades.

Y es por todo esto que este texto es una oda a todo lo que no sé hacer bien. A todo lo que apenas estoy aprendiendo. A ese montón de cosas que me han enseñado que no tengo por qué ser la mejor y que fracasar no es cerrar un camino, sino más bien abrir otros nuevos, para aprender a tomar el anterior mucho mejor.

Aprender a NO ser un Rockstar podría ser un buen propósito para este año nuevo, porque es más fácil caerse bajando del escenario que subiéndose a él.  Ojalá, al final del 2019, cada uno de nosotros tenga un talento modesto del cual se sienta orgulloso y haya podido disfrutar una de esas actividades a la que siempre respondió “NO”, por miedo a perder o a no ser lo suficientemente talentoso para destacar.

Por: Paulina

¿Te gustó este artículo?

También te puede interesar: Una historia común sobre la soledad y las apariencias

By | 2019-02-18T16:28:22-05:00 enero 16th, 2019|Sin categoría, Sin Filtro|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment